La conjura de los necios(John Kennedy Toole )

La conjura de los necios

 

Sin dudas Ignatius es un personaje destacado de la literatura, un  antihéroe querible,  aunque  en muchas  ocasiones nos haga pensar la tontera de sus reacciones o actitudes desmedidas.

Con sus peripecias nos hace recordar (bien nos pre anuncia la contratapa) al gran don Quijote transitando la vida con ideas descabelladas que, sin embargo,  para él son grandes verdades.

 

Y ahí lo descubrimos entre las páginas desfachatadas rogando decencia y buen gusto cuando el mismo no las posee. Ignatius ha estudiado y sin embargo no puede hacerse de un trabajo decente, gasta sus horas rellenando sin parar sus cuadernos Gran Jefe intentando hacer teorías que con el tiempo salven o por lo menos ayuden a un mundo descarriado. El, desde un desprolijo cuarto ,planea salvar al mundo, pero cuando tiene que enfrentarse a la realidad desencadena una serie de sucesos con sus reacciones delirantes y estrafalarias. Un gran libro, con acontecimientos muy bien relacionados y con personajes que me han  divertido,  en demasía, como ser Jones y el Anciano anti comunistas

 

Tal vez al principio les resulte chocante leer vulgaridades  del personaje que rozan la miseria con demasiados aires de fracaso (no solo al principio, se repite en todo el libro esto), pero merece una oporturnidad Toole, y vale la pena continuar y leer todo el libro, ya que divierte muchísimo y al finalizarlo se entiende el porque  es para muchos un libro de lectura obligatorioa

A continuación info recopilada de por allí:

 

Sobre el autor 

John Kennedy Toole
John Kennedy Toole (Nueva Orleans, Luisiana, 17 de diciembre de 1937 – Biloxi, Misisipi, 26 de marzo de 1969), fue un novelista estadounidense, autor de La conjura de los necios obra ganadora del Premio Pullitzer de ficción en 1981. Se suicidó en 1969 a los 31 años tras no conseguir publicar esta novela, siendo posteriormente publicada con enorme éxito en 1980 gracias a la insistencia de su madre, Thelma Toole..

Cuando en el mundo aparece un verdadero
genio, puede identificársele por este signo:
todos los necios se conjuran contra él.

Johnathan Swift
«THOUGHTS ON VARIOUS SUBJECTS,
MORAL AND DIVERTING»

Fragmento del Prologo de Walker Percy

Quizás el mejor modo de presentar esta novela (que en una tercera lectura me asombra aún más que en la primera) sea explicar mi primer contacto con ella. En 1976, yo daba clases en Loyola y, un buen día, empecé a recibir llamadas telefónicas de una señora desconocida. Lo que me proponía esta señora era absurdo. No se trataba de que ella hubiera escrito un par de capítulos de una novela y quisiera asistir a mis clases. Quería que yo leyera una novela que había escrito su hijo (ya muerto) a principios de la década de 1960. ¿Y por qué iba a querer yo hacer tal cosa?, le pregunté. Porque es una gran novela, me contestó ella.
Con los años, he llegado a ser muy hábil en lo de eludir hacer cosas que no deseo hacer. Y algo que evidentemente no deseaba era tratar con la madre de un novelista muerto; y menos aún leer aquel manuscrito, grande, según ella, y que resultó ser una copia a prpel carbón, apenas legible.
Pero la señora fue tenaz; y, bueno, un buen día se presentó en mi despacho y me entregó el voluminoso manuscrito. Así, pues, no tenía salida; sólo quedaba una esperanza: leer unas cuantas páginas y comprobar que era lo bastante malo como para no tener que seguir leyendo. Normalmente, puedo hacer precisamente esto. En realidad, suele bastar con el primer párrafo. Mi único temor era que esta novela concreta no fuera lo suficientemente mala o fuera lo bastante buena y tuviera que seguir leyendo.
En este caso, seguí leyendo. Y seguí y seguí. Primero, con la lúgubre sensación de que no era tan mala como para dejarlo; luego, con un prurito de interés; después con una emoción creciente y, por último, con incredulidad: no era posible que fuera tan buena. Resistiré la tentación de explicar al lector cuál fue lo primero que me dejó boquiabierto, qué me hizo sonreír, reír a carcajadas, mover la cabeza asombrado. Es mejor que el lector lo descubra por sí mismo.(…)

Ignatius J Reilly

Estatua en Nueva Orleans del personaje principal de la novela

 

Original first Edition seen in a bookshop in NYC (2000$)

 

 

Comentarios de por allí:

“He leído tres veces La conjura de los necios, de John Kennedy Toole (1937-1969), y puedo asegurar que habrá una cuarta. No hablaré del suicidio de su autor, pero sí diré que esta novela me ha hecho reír a carcajadas como en una buena borrachera de Ribeiro y me ha dejado con la resaca propia de uno de esos blancos traicioneros. Con las calles de Nueva Orleans como escenario, me asombraron la disparatada existencia y aventuras y desventuras del inabarcable y disparatado Ignatius J. Reilly, acompañado por un delirante grupo de personajes. No es sólo una de las historias más divertidas que he leído. También es triste, y una obra maestra enloquecida.”(fuente)

Post con info y el link para descargar el libro: aquí
Críticas en Cuspide
Algunos Links sobre gente que vierte sus comentarios sobre el libro : mimalapalabra
Un gran resumen de la obra:  colectivoboina
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s