Fito Paez sobre politica

–¿Cuál es entonces el sentido político y social que le da a la movilización de mayo?

–Para mí fue una clase de civilidad. Un gran grupo de gente le dijo a la clase política y empresarial: ‘Muchachos, estén a la altura de las circunstancias, miren que acá tenemos ganas de que funcione bien’. Ese es el trazo grueso que puedo sacar de estos días, fue una gran puesta en escena espontánea. Podemos hacer otras lecturas de lo que fue la puesta en escena de la 9 de Julio, y la puesta en escena de la inauguración del Colón, con todo ese tilinguerío. Ese contraste hacía todo muy obvio, casi burdo. Estaba todo contado ahí. Hubo otra puesta en escena de Macri con los agravios a Cristina Kirchner. No se puede hacer eso con alguien con investidura presidencial. En ese sentido, se ve también la vulgaridad de ese discurso.

–Lo van a acusar de kirchnerista.

–No, soy un ciudadano que hoy no encuentra dónde participar políticamente, pero que no por eso deja de ver cosas que para mí son claras, aunque la pantalla me diga otra cosa. Para mí este gobierno, por primera vez de una manera tan clara en los últimos 30, 40 años, evita que el reparto vaya sólo para las cien familias a las que les tocó siempre la torta. Y eso genera una gran conmoción, aparecen los conflictos, obvio, se está poniendo en duda un sistema. ¡Cómo quieren que haya ‘conciliación’, como piden en la tele, cuando los intereses son opuestos! En fin, hago estas lecturas con la mejor buena leche, pero sin venir a dar clases de nada a nadie, no es lo mío. Yo me dedico a escribir y a hacer música.

–Pero será consciente de que está ocupando un rol haciendo estas lecturas, siendo un artista popular.

–Como no tengo una mirada mesiánica de mí mismo, me siento parte del grupo. Opino, nada más: ‘Che, para mí esto es así, si la reparten entre más, se agradece, ¿eh?’. Entiendo que la política es el gran teatro, pero mi labor es intentar mirar el hueso de las cosas del corazón, y en la música intentar conocer el lenguaje y expresarme con eso. A veces eso le toca a mucha gente, a veces no. Y lo que pido, como ciudadano, es que el rigor que uno tiene en lo que hace lo tenga la dirigencia. Esos seis millones de personas congregadas en estos días indicaron que hay deseos de que las cosas funcionen bien. Lo que les estamos diciendo con esto es: “¡Muchachos, vamos, eh! ¡Déjense de joder!”.

 

contexto

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Noticias y política. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s