Pumas

Gracias al Mundial de Rugby y al furor por Los Pumas, cada vez más niños sueñan con ser hijos de familias de clase acomadada, con tendencia a la obesidad, sentimientos de odio racial y vocación esclavisto-empresarial, como se supone que es el típico jugador exitoso de rugby.(Revista Barcelona)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Revista Barcelona. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s