Julio López y el 8N (Revista Barcelona)

Los cacerolazos del pasado 8 de noviembre contra el Gobierno dejaron, al menos, una buena noticia. Nadie vio entre los manifestantes a Julio López, lo que demuestra que el más famoso de los desaparecidos en democracia podrá tener algunas diferencias con el Gobierno, pero al menos no se decidió a romper lanzas con este. Por otro lado, no se vieron carteles reclamando su aparición con vida, lo que demuestra que el tema no era especialmente prioritario para quienes se oponen a la re-reelección y al “cepo cambiario” con ostensible énfasis. Por ahora, López sigue sin aparecer. Luciano Arruga, también (Revista Barcelona nº267)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Revista Barcelona. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s