¿donde estaban esas revistas cuando yo mendigaba de un lado para otro de un lado para otro de la calle? (Bob Dylan)

Oh ¿donde estaban esas revistas
cuando yo mendigaba de un lado para otro
de un lado para otro de la calle?
es que estaban demasiado dormidas
en sus altos tronos… abriendo
los ojos cuando la gente pasa
esperando que hagan una reverencia
y digan gracias señora Revista.
¿respondí bien a mis preguntas?
ah pero la mía es otra historia
porque no me gusta ser convertido en un bicho raro
rebotando más allá de las plumas de los reporteros
cooperando con preguntas
apuntadas a ojos que quieren ver
“no hay nada aquí
vuelve a dormir
o mire a los anuncios
de la página 33″
no me gusta salir en letras de molde
mirando fijamente a mentes huecas
que engullen chocolatinas
absolutamente contentos y satisfechos
el día entero
de ver qué como en mi desayuno
la ropa que me gusta llevar
y las aficiones que tengo

Nunca como
corro desnudo cuando puedo
mi afición es coleccionar cola para aeroplano

“vamos vamos señor Dylan 
nuestros lectores quieren saber la verdad”
“esa es la desnuda hambrienta olfateadora verdad”
“señor Dylan es usted muy divertido, pero ahora en serio”
“eso es todo cuanto tengo que decir por hoy”
“pero sería mejor que contestara”
“eso suena a amenaza”
“podría serlo ja ja ja ja”
“cuál sería mi castigo”
“un chisme sobre su persona ja ja”
“qué clase de chisme ja ja ja ja”
“ya lo verá, señor Dylan, ya lo verá”
y lo vi
o mejor lo he visto
vuestras preguntas son ridículas

Y la mayoría de vuestras revistas también
complaciendo a la gente
que quiere ver
al muchacho-de-la-puerta-de-al-lado
yo no cooperaré con los caprichos de los periodistas
hay otra clase de muchachos-de-la-puerta-de-al-lado.
aunque hayan falseado mi imagen
no pueden quitarme lo que hago
pueden distorsionarlo
y convertirlo en una broma
y hacer que sea yo quien parezca
ridículo
a los ojos de sus lectores
pueden modelarme
según sus propios términos
y ser capaces así
de arruinarme
y “mostrarme”
en sus propios términos
dando un consejo de ciego
a ojos desconocidos
que no tienen manera de saber
que yo mismo me “muestro”
cada vez que salgo
al escenario

fragmento de 11 Epitafios Esbozados

Autor: Bob Dylan

fuente

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Bob Dylan, Libros. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s