Los peligros de un perfeccionismo irrealista (por Abraham H. Maslow)

Los peligros de un perfeccionismo irrealista. Doy por supuesto que el perfeccionismo, es decir, la creencia en que se pueden exigir soluciones ideales o perfectas, es un peligro. La historia de las utopías nos muestra muchas de tales fantasías irrealistas, inalcanzables e inhumanas (como amémonos los unos a los otros. Compartamos todas las cosas por igual. Todas las personas deben ser tratadas  como iguales en todos los sentidos. Nadie debe tener poder sobre nadie. La aplicación de la fuerza es siempre un mal. “No  hay personas malas, sino solo carentes de amor”.). Una consecuencia común en estos casos, es que el perfeccionismo o las expectativas irrealistas conducen inevitablemente al fracaso que a su vez conduce a la desilusión, ésta a la apatía, desaliento u hostilidad activa en contra de todos los ideales, todas las esperanzas y esfuerzos normativos. Es decir, que el perfeccionismo tiende muy a menudo (¿siempre?) a terminar, en última instancia, en la hostilidad activa contra las esperanzas normativas. Con frecuencia , cuando la perfectibilidad resultaba imposible, se consideró imposible el perfeccionamiento.

Libro: La personalidad creadora

Autor: Abraham H. Maslow

La personalidad creadora

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s